sábado, 6 de agosto de 2011

Buen comienzo...¡al final lo conseguiré!

Sí sí, hoy he vencido a la tentación y de repente fue como si los 3 últimos días no hubiesen existido...además me pesé y solo engordé un kilo, así que sin problema para bajarlo ;)

Hoy desayuné un té sin azúcar y un paraguayo. Y de comida lo bueno es que mi padre empezó a hacer dieta, así que comí ensalada como toda la semana pasada :D jajajaja tengo que aprovechar ahora que paso desapercibida...aunque ellos saben que estoy bajando de peso. De hecho el otro día mi padre me mandó pesarme delante de él...puf, por suerte di un peso "normal".

Y este fin de semana lo vamos a pasar varias amigas juntas en casa de una de ellas...a ver como disimulo! Bueno, usaré lo típico de que no me gusta mucho la comida que haya; además estoy enferma así que siempre puedo decir que no tengo mucha hambre por la bronquitis.

Esto va progresando, me gusta. Pero aún no me atrevo a mirarme al espejo con detalle, no puedo, me da demasiado miedo mirar y ver una foca, ponerme a no comer y estropearlo todo...con la experiencia me he dado cuenta de que es mejor ir despacio y poco a poco, la clave es la PACIENCIA. Yo siempre he pecado de impaciente pero...eso quedó atrás. Debo bajar poco a poco para no levantar sospechas, para que la gente se acostumbre a verme así y no llame la atención mi delgadez, pasito a pasito se hace el camino ;)


Aún no sé cuál es el peso que me gustaría alcanzar...creo que si bajase de los 60 sería una pasada *.* quizás 57? uhmm...no estaría mal, nada mal!

¡Muchos ánimos princesas, recordad que la paciencia es la clave!

1 comentario:

kokoro777 dijo...

uuuuy te entiendo yo estoy desesperada por bajar de los 60 kilos....>.< me gusto mucho tu testimonio animo echale ganas!!!!!