viernes, 16 de septiembre de 2011

. . .

Ayer...en fin, empezaré contándolo desde el principio. Es una entrada larga, pero necesito sacar toda esa mierda fuera.


Al salir de clase fui hasta el piso de Che, porque habíamos quedado de vernos. Me presentó a su compañero de piso y luego estuvimos los dos en el salón hablando y tal. Voy a hacer un inciso.


*[inciso] Che es del sur de España, hace algo más de un año estaba saliendo con una chica de aquí (norte) así que se vino a estudiar aquí para poder estar con ella. Estuvieron todo el año viviendo juntos compartiendo un piso y todo muy bonito y tal pascual. El caso es que se dio cuenta de que ella le estaba engañanado con otro, ("la hija de puta esa estaba con un tal Jose", como me contó él) así que creo que hace relativamente poco que lo dejaron (antes de verano o en verano, aprox) [cierro inciso]*


Vale, después Che me dijo que si quería me enseñaba a tocar la guitarra (tiene dos guitarras eléctricas) y cuando me la dejó me di cuenta de que por detrás de la guitarra estaba pegada una foto tamaño carnet de su ex ¿¿?? pero no dije nada. Llamaron al timbre. Iba a venir gente, yo sabía que esa noche había fiesta en su casa y empezaban a llegar. Entonces...¿adivináis? Sí. Che y yo en el salón y aparece por la puerta su ex cargada con botellas de alcohol. Noté su sorpresa durante un milisegundo cuando me vio en esa casa, pero nada nos dijimos hola y punto. Dejó allí las bolsas y Che y yo fuimos colocando las cosas. También llegó más gente desconocida.


Imaginaos la situación: yo, recién salida de clase, con mi carpeta, mi careto de ajetreo después de haber andado 40 minutos hasta su piso, y mi repentina timidez. Ella, arreglada para salir de fiesta, con unas piernas perfectas (morenas, brillantes, torneadas, sin un pelo...), una ropa perfecta (que dejase ver sus tatuajes, como el de la teta izqda), un maquillaje perfecto (y yo sin un gramo de maquillaje) y un pelo perfecto.


De repente me sentí tan ínfima que creí haber desaparecido.


Y lo peor fue cuando estaba ayudando a Che a meter cosas en la nevera y apareció su ex en la cocina porque...al darse la vuelta pude ver la etiqueta de su camiseta que salía por fuera. XS. xs...xs...xs... Y eso ya fue demasiado para mí. Che me dijo que podía quedarme varias veces, pero le dije que no me apetecía mucho salir, así que me acompañó al portal y nos despedimos.


Y al llegar a mi casa, el desastre era inminente. Sí, había visto antes fotos de ella, pero me había auto-convencido de que ella no era guapa, de que estaba gorda y de que tenía michelines en la barriga (en algunas fotos lo parecía). Y al verla en persona se me desmontó mi escudo de acero, todo se desmoronó, escuché mis esperanzas haciéndose añicos contra el suelo y me di cuenta de que nunca podría estar a su nivel.


Entonces empecé a engullir. No sé cómo pude meter tanta comida dentro de mí. Un plato de ensalada. Otro, aún más lleno. Un plato rebosante de arroz. Vomitar, y volver a la cocina. 4 rebanadas de pan con 6 lonchas de pavo. El tazón más grande de mi casa lleno de leche. Cereales hasta terminar lo que quedaba en el paquete. Volver al baño. Llorar. Fumar un cigarrillo. Mis padres entrando en casa. Apretar la cara contra una toalla para poder llorar y gritar sin que nadie me oyese. Salir del baño al cabo de un rato.


Es obvio que mi padre se dio cuenta, así que me intentó agarrar de la mano. Al principio yo no quería, luego dejé que me llevase hacia él y que me abrazase. Le conté todo lo que había comido. "¿Estás llorando por eso?". "No solo por eso" (me di cuenta de que la había cagado, pero bueno, no era mentira): También hablé del agobio de todos estos días y blah blah blah. Le dije que no me dejase cenar así nunca más si me veía hacerlo. Me dijo que lo importante no era caer, si no volver a levantarse, "fuerza de voluntad". Adoro a mi padre.


Y esa es la historia que sucedió mientras todos los universitarios de mi ciudad estaban celebrando la inauguración del curso y emborrachándose sin control. La historia de una estúpida que de repente se vuelve antisocial, que no quiere salir de casa y que soluciona sus problemas engullendo. Genial.


Y lo que más tengo es miedo, miedo, miedo...miedo a repetir el curso pasado...pero eso lo contaré en otra entrada. Puede que la llame "De lo que le acaeció a una zagala inmersa en sus quehaceres y de cómo su mundo se vino abajo. Capítulo 1". O simplemente "La mierda de año pasado". Depende de cómo me dé el día.


Os quiero niñas. No sabéis cuánto necesitaba desahogarme, ayer mientras lloraba en el baño quería contárselo a alguien pero ¿A QUIÉN? No puedo decirles a mis amigas lo del atracón y la comida y...yo qué sé. Os necesito.


Besitos y sed felices

8 comentarios:

Martha Pop dijo...

No sabría qué decirte sobre todo eso, simplemente apoyar lo que dijo tu padre sobre lo de que hay que seguir y levantarse.

Un beso y ánimo! :)

Lauriittha Priincess dijo...

Hola prin, me gusto mucho tu blog. nos seguimos??
Te dejo el mio, pasate si?
http://princesasdeporcelanaymia.blogspot.com/

Un beso, te espero ;)


Att: Lauriittha Priincess

Prinz enfermiza dijo...

Dont worry girl
que chungo...ver a la tia esa...pfffff
en serio
lo que no entiendo es como Che permite que ella este por ahi, bueno, cada uno con su mecanismo, pero...si mi mnovio me engañase, no me volvería a ver la cara.
De hecho no me ve la cara porque me estuvo molestando, pero eso tmb es otra historia.

Comer no es la solución. Rompe cosas, rompe hojas de papel, vete a correr, ve una pelicula...pero no comas. :)

Audrina dijo...

me encanta el blog. La perfección sí existe! te sigo, un beso enorme

Spencer dijo...

Pequeñita, PASA DE ESA ZORRA. Ya no está con ella, ¿no? Pues que la jodan. Tú eres mucho mejor que ella, porque él quiere estar contigo, no con ella.

Respecto al atracón, empiezo a pensar que son inevitables... Yo ya no sé cómo frenar los míos, si lees mi entrada lo entenderás :(

Mucho ánimo, preciosa, y feliz semana.

Corinne dijo...

Muchas gracias por tu razonamiento filosófico, siempre ayuda escuchar otras lógicas x)

Opino igual que tu padre, no te preocupes, lo importante es levantarse. Tienes su apoyo y tienes el nuestro, ya sabes que aquí estamos para lo que necesites.
Por lo de la ex de Che, no te rayes, es obvio que ella estaba ahí por compromiso. Tu le ayudabas a colocar todo. Eso quiere decir que tenías más "permisos" (si así quieres llamarlo), que una invitada normal (como su ex) que trae la bebida por cortesía. Tú estabas ahí de improvisto y los mejores planes son aquellos que no se planean. Así que quédate con eso y con lo mejor de la noche ;)

Larii dijo...

Dios, tu papá... yo daría mi vida por uno así... Nena curiosamente la entrada anterior a la que comentaste es sobre la odisea de salir de fiesta, creo que no sos la unica, animo todo va a ser mejor.

FindingMyOwnWay dijo...

Hacee muy bienn descargrse...

Mee encantaa tu blog.. Muyy femenino!!

Te espero por mi blog... Te sigo (: