jueves, 11 de octubre de 2012

Apatía y cansancio

Bueno, antes de nada aclarar que no me toqué el pelo. Sigue como siempre. Gracias por vuestros comentarios, si no llega a ser por eso igual ahora estaría tremendamente arrepentida...

Y nada. Y eso. La vida sigue. Una hora sucede a otra, luego viene un día y después otro. Pasan las semanas, y cuando te das cuenta, los meses. Y todo sigue igual.

El fin de semana, estupendo. Salí el sábado con R, que es mi ex-novio-que-duró-un-mes, con el que luego quedamos de súper amigos, pero que luego pasamos a follamigos, y ahora no sé ni cómo estamos. Somos amigos, follamos de vez en cuando, nos regalamos muchos abrazos y algún que otro "te quiero". Nos cuidamos, cuando mis padres no están duermo en su casa, y luego me prepara la comida, y pasamos el día juntos, tirados por su casa, riéndonos y dando vueltas entre las sábanas. Es increíble, y aunque me trajo muchos quebraderos de cabeza también me sacó de muchas.

Salimos. Yo me pillé un pedal impresionante. Bebí como una cosaca, tras casi dos meses sin beber y sin haber cenado esa noche. Y claro, creo recordar que le solté bastante de mis mierdas. No quería que él supiese que vuelvo a andar a mal con la comida ni que había vuelto a vomitar, pero en fin. Lo sabe absolutamente todo de mí, porque básicamente a él le pasaron muchas cosas parecidas también (aunque no con la comida). Así que me entiende. Y para más inri es psicólogo, así que dos pájaros de un tiro.

Pasar el fin de semana con él me salvó de vomitar. Cuando estoy con él me apetece hacer las cosas bien, y todas mis rayadas se van. Llegué el domingo a casa, y atracón inmenso. Pero no eché nada. Todo pa dentro. Estaba convencida de que quería hacer bien las cosas.
Lunes también limpio.
Martes: 65 kilos. +1'5kg. Así que a mi cabeza le dio un "pallá", y ya he vuelto de nuevo. Paso todo el día bien, pero al llegar la cena... El martes a la cena hice un combo de atracón + purga + atracón de nuevo + purga. En menos de 2 horas. ¿Dan puntos extra o algo?...en fin...

Estoy muy cansada de todo. De sentir que no llevo las riendas de mi vida, de no poder controlar nada. Puedo ser la persona con más autocontrol del mundo, eso sí, a las 20:00 se acaba mi turno y HOLA desfase. Vaya puto asco.

Me paso los días cansada. Con un sueño extraño que me hace percibir todo como irreal. Hace una semana que no hago ejercicio. Ayer lo intenté, pero se quedó en una mirada fija a través de la ventana de la cocina. Me quedé un minuto mirando cómo llovía y dándome asco a mí misma por no acercarme al gimnasio. Joder, hace 2 semanas esto no pasaba...

Lo único "positivo" es que llevo casi dos meses sin cortarme. Lo considero bastante superado. R no piensa lo mismo, según él podré decir que lo he superado a los a)3 meses, b)6 meses y finalmente c)1 año. Si consigo estar un año limpia, adiós para siempre.

Y respecto a esto, yo pensé que mis padres lo sabían (mi antebrazo está notablemente marcado, por desgracia), así que en casa tampoco hago nada por ocultarlo. El otro día en la cena, estaba yo poniendo cosas en la mesa. Llevaba puesta una camiseta de manga corta y mi madre me agarró suavemente el brazo y  dijo "Oh, y estas marcas que tienes aquí ¿de qué son?".
...
...
Retirar el brazo. Bumbum. Sudor frío. Bumbum. Bumbum. "vamos piensa una excusa rápida invéntate algo joder joder" Bumbum. Bumbum. Bumbum. Taquicardia. Bumbum.
Y entonces, mi padre, sabe Dios por qué extraño pero afortunado motivo, dice..."eso es de entrenar, por rozar con la ropa"
Bingo. Excusa perfecta. Mi padre había visto dos rozaduras rojas que SÍ eran de entrenar. Y allí estábamos los tres, mi madre hablando de mis cortes, mi padre de las rozaduras, y yo...yo simplemente tratando de hacer que pensaran que estaban hablando de lo mismo.

Salí airosa de la encrucijada. Pero ahora, ¿qué hago? ¿Se lo cuento a mis padres? ¿O no merece la pena? ¿Cómo se lo cuento? ¿Qué cojones hago? De momento no ha vuelto a salir el tema, por suerte.

Y para terminar, algo bonito. Los lunes entreno a niños de 6-11 años. Empecé a trabajar de entrenadora con 17 años, con experiencia cero y muchas dudas. Imaginaos una mica de 17 años plantándole cara a treinta y pico enanos que no paran de correr y gritar. Este es el tercer año que estoy dando clases en ese colegio, son más de 20 pequeñajos, pero siempre tienes dudas de si lo estás haciendo bien o mal. Nadie te dice cómo debes hacerlo y toda la responsabilidad cae sobre ti. Y aunque mi entrenador es como mi segundo padre y me aconseja y ayuda, en el momento de dar clase estás tú sola frente a los diablillos.
El martes una madre me mandó un mail. Breve, pero...se me llenaron los ojos de lágrimas cuando lo leí. Me emocioné mucho...
"Como padres de A.Q. estamos encantados de que vuelvas a ser la profesora de (...) de nuestro hijo, y te damos las gracias por tu tiempo y dedicación. Ojalá se contagie de la pasión que sientes tú por este deporte y le ayude a realizarse como persona y llegue a ser un joven tan maravilloso como eres tú".
Cuando leí esto, que fue totalmente inesperado, se me nubló la vista. Y esa tarde fue perfecta.

Os quiero preciosas, lo siento por haber hecho una entrada tan larga...necesitaba desahogarme un poco. A ver si así me animo. Aunque no lo veo.


Un besito y sed felices. <3

1 comentario:

Seda-Kat dijo...

Con un mail asi, como para no motivarse, q suerte jeje.
Me alegro mucho de q no hayas vomitadfo, eso es mas importante q perder peso. Ademas, la mayoria de las personas cn bulimia terminan mas gordas de lo q empezaron, no te has fijado?
Y lo q describes de tu amigo, suena mas a un novio sin fidelidad q a otra cosa pero bueno, vosotros sabreis.
Yo no le contaria a tus padres lo de los cortes. No van a saber interpretarlo, van a pensar que estas chalada y punto pelota. La gente es muy simple a veces.