martes, 2 de octubre de 2012

Sigo dando guerra, siempre en clave de humor! ;D

Efectivamente, me paso la vida yendo y viniendo del blog, por eso nunca lo llego a cerrar. De vez en cuando me paso sigilosamente por los vuestros, pienso en escribir, pero...hasta que no me decido a arrancar, nada. Ya sabéis que soy un poco desastre.

Hoy necesitaba desahogarme. Pero primero os hago un brevísimo resumen de las últimas semanas (¿por qué se va todo el mundo? ¡En serio que es breve, no os voy a soltar una biblia! xDD).

Cuando acabé los exámenes en julio solía ir rodando por las calles para desplazarme. Tenía sus cosas buenas, ya que si me caía, rebotaba, y no me dolía ni nada. Los de Greenpeace me protegían de los barcos balleneros cuando me bañaba en la playa, y esas cosas xDDD vamos, que estaba GORDÍSIMA, porque con la ansiedad de los exámenes me daba atracones grasientos todos los días.
Así que la última semana de agosto me cansé y empecé a cuidar la comida y a hacer ejercicio.
Peso del que partía: 72 kilos. Peso actual: 65'5.

Ya acabé el resumen :D Veis como no era largo? :)

Aunque claro está que no han sido días fáciles. Mi obsesión... (trtrtrtrtrtr:redoble de tambores:trtrtrtrtr PUM) ...ha vuelto!!
Ya he pasado la etapa de "cada día me veo más delgada en el espejo" porque estoy bajando de peso. Ahora ha llegado la famosa "wtf cada día estoy más jodidamente obesa y mi peso no para de bajar y la ropa me queda cada vez más floja pero estoy gordagordagorda". Personalmente, esta etapa me parece un asquito. No me gusta nada porque es desesperante y tengo tendencia a abandonar cuando llego aquí.

Pero PACIENCIA y CONSTANCIA es lo que necesito. Y hoy, a pesar de que estuve 40 minutos probándome medio armario para acabar resignándome con mis michelines, a pesar de que tras haber hecho una comida ayer y haber corrido media hora subí de peso, a pesar de verme horrible en el espejo... Hoy, a pesar de todo eso he decidido no rendirme.

Porque me he dado cuenta de que estar a gusto con mi cuerpo lleva siendo mi sueño desde hace años. Cuando uno tiene una gran meta, exige un gran sacrificio. No quiero detenerme, no importa el tiempo que me lleve porque VA A MERECER LA PENA cuando llegue el momento. Será un gran día, esto es lo que siempre he querido (como reza el título de mi blog) y no voy a parar hasta conseguirlo.

Me da igual ser una foca ahora mismo, llegará el día en que sea sirena.

Os quiero amores :)
Y de regalo una foto bonita de un increíble atardecer. Por estas cosas merece levantarse por las mañanas, bueno por esto y porque la báscula aguarda en el baño jajajaja

2 comentarios:

Seda-Kat dijo...

Estas viva y todo. Bien bien...


Cuando acabé los exámenes en julio solía ir rodando por las calles para desplazarme. Tenía sus cosas buenas, ya que si me caía, rebotaba, y no me dolía ni nada. Los de Greenpeace me protegían de los barcos balleneros cuando me bañaba en la playa, y esas cosas xDDD vamos, que estaba GORDÍSIMA, porque con la ansiedad de los exámenes me daba atracones grasientos todos los días.

¿¿¿¿¿????????
hahaahahahaha tia me matas jajajajajaja locaaaa jajajaja bueno esta ben levanmtarse con una carcajada

Prinz enfermiza dijo...

En el comentario, me he quedado muerta cuando me dices: meditas y te quedas planchá XDDD
La verdad es que si, tus consejos me sirven de algo. Me han recomendado que haga eso, había pensando en plan antes de ponerme a estudiar por la tarde un poquito, porque por las mañanas suelo hacer unos cuantos abdominales XD porque luego me da pereza, y digo: mira, los hago por la mañana que no me entero, y eso llevo hecho en el día. XD
____________

Respecto a tu entrada.

Yo tampoco soy muy constante, pero he ideado un método. Yo suelo coger el autobus, asi que uso los tickets (la parte de atrás que es blanca) para escribirme los días de la semana y el objetivo que quiero. por ejemplo: beber 2L de agua. Pues pongo LMXJVSD en columna hacia abajo, y así intento acordarme, a la noche, miro el papel, pongo una cruz si no lo he hecho y un tick si está bien. Así, a partir de que hagas eso durante mas de 21 días, se convertirá en un hábito, y no te será facil olvidarlo.